Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
11 febrero 2012 6 11 /02 /febrero /2012 14:53
Oliver Gayet - ABC
Ya creo que todos saben que hay varios tipos de vinos en el mercado; cada uno tiene condiciones ideales para disfrutarlo mejor y una de las principales es la temperatura del servicio. ¿Qué influencia tiene la temperatura en la degustación de los vinos?

Comencemos por los blancos.  En las góndolas hay diferentes varietales, cada uno de ellos con características diferentes, siendo algunas más cítricas y otras más cremosas. Mientras más características cítricas tenga, más frío debe estar el vino; y mientras más cremoso, más temperado; pero esta diferencia solo debe variar en dos grados centígrados, entre los 7 y 9 ºC. Estando el vino a su temperatura ideal, una vez que lo introducimos en la boca, sentiremos todo el esplendor y la potencia que nos quiere brindar.
Luego tenemos los vinos rosados, más frutados y sobre todo algo más “carnosos”, si lo podemos explicar así. Debido a su estructura y frescura, se recomienda beber estos vinos a una temperatura baja, pero no helados: lo ideal es algo en torno a los 10 ºC. Si están más fríos, perderemos la fruta, y si se sirven más calientes, perderemos la estructura ligeramente ácida de este tipo de vino. Es claro que un grado centígrado, más o menos, no hará mucha diferencia, pero lo ideal es no alejarse de esta referencia.
Los vinos tintos son muy complejos al momento de decidir qué temperatura usaremos; influye mucho si es un varietal o un blend, el tipo de varietal y —para terminar— si se trata de un vino joven o un vino añejado. Tan complejo es el mundo de los tintos como los vinos mismos, pero siempre hay algunas cosas fáciles de rescatar en lo que se refiere a las temperaturas.
Los vinos varietales (hablamos de Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Tannat) se beben más fríos: su temperatura ideal es de 16 ºC. Solo un varietal, el Pinot Noir, se degusta algo más fresco, entre 12 y 14 ºC, ya que es una uva más liviana.
Los vinos del tipo blend, debido a su complejidad, se degustan a 17 ºC. Si la botella contiene un vino con mucha ma-dera, se recomienda degustarlo a 18 ºC para que los taninos no se opaquen ni sean muy agresivos.
Una cosa muy importante dentro de los tintos: cuando uno posee una botella de vino muy añejado, o que tenga más de siete años, ya no importa si es varietal o blend, si tiene mucha o poca madera: si el vino está en buen estado para ser consumido, siempre habrá que degustarlo a una temperatura entre 18 y 19 ºC, lo que los europeos llaman “temperatura ambiente”.
Si por algún motivo bebemos un vino tinto más caliente, los alcoholes se reforzarán y nos quemarán las papilas nasales; en boca sentiremos sabores moderados de más y no la fruta.
Así también, existe otra familia de vinos: la de los espumantes y champanes. Esta bebida burbujeante es muy especial, ya que, por contener gas carbónico, el vino cambia totalmente su estructura dejándolo más vivaz y “relampagueante”, si podemos describirlo así. Es mucho más placentero beber frías estas bebidas; cuando hablo de frío, me refiero a lo más frío posible, sin perder las sensaciones gustativas, esto es, entre 4 y 6 ºC. Si lo enfriamos más, al beber el líquido, automáticamente, las papilas gustativas se adormecerán a causa del frío y no sentiremos el verdadero sabor de lo que queremos degustar.
Así que, mis queridos lectores, ¡ojo!: la temperatura es sumamente importante para sentir una real satisfacción. ¡Salud a todos!
Repost 0
14 agosto 2010 6 14 /08 /agosto /2010 14:58

"El oxígeno es primordial para el ser humano. Sin él no podríamos existir. Sin embargo, para muchas  cosas en nuestro planeta, el oxígeno en exceso puede ser devastador.”

Se dice que el vino es como el ser humano porque nace, crece, madura y finalmente muere. En este proceso, las viñas  de todo el mundo se preocupan por añejar sus vinos en barricas de madera y botellas con corchos naturales que permiten un contacto mínimo del vino con el oxígeno provoca una reacción química y la creación  de una bacteria llamada acético acido (más conocida como vinagre). ¡No se asusten! su vino  no se convertirá  en vinagre  al abrir la botella .El contacto del vino con el oxígeno durante su añejamiento ayuda en el proceso de  maduración y da complejidad al vino.

¿Que la decantación?

Una vez abierto, la oxigenación del vino se conoce en el mundo profesional o aficionado como decantación. La decantación es el proceso de vaciado de una botella de vino a otro contenedor no sólo para separarlo de eventuales sedimentos, si no también para mejorar la percepción olfativa y gustativa de vinos tantos añejos como jóvenes. La decantación permite reducir el exceso de aromas alcohólicas y suavizar la textura del vino disminuyendo los latinos, elementos que dan longevidad al vino que se hacen que nuestras encías y boca sientan asperezan y sequedad al entrar en contacto con el vino.

¿Todos los vinos son aptos para ser decantados?

Existen una gran variedad de opiniones. Lo que le sugiero es nunca decantar un PINOT NOIR. Esta variedad de uva es demasiado frágil y da vinos elegantes con delicados aromas que queremos disfrutar y no desperdiciar oxigenándolos excesivamente. Todos los demás vinos provenientes de otras variedades de uvas necesitan decantación.

Los hay de muchas formas

Existen  una gran diversidad  de forma decantadores, aunque su fin  no es VARIETAL como en los casos de las copas; es decir que no existe un decantador especial para un MERLOT, SYRAH o CABERNET SAUVIGNON. La selección  de un decantador ideal depende de su belleza estética  y de facilidad de uso .Existen varios tamaños  de decantadores,  para botellas MÁGNUM de 1,5litros, para botellas de 750ml y para botellas  350ml (decantadores personales). Los últimos ayudan a solucionar el servicio del vino en la casa  cuando tenemos más de seis invitados y queremos evitar pararnos  cada 5 minutos para servirle vino. En estos decantadores personalizados se sirve el vino al inicio de la cena y así cada uno  decide cuanto vino desea tomar.

Repost 0

Instituto De Los Andes

  • : ENOLOGIA
  •  ENOLOGIA
  • : El Blog de Jaime Ariansen Céspedes, Director del Instituto de los Andes, Lima, Perú - jaimeariansen@hotmail.com
  • Contacto

Enlaces